ATAN

Alegaciones al Plan Director de la Reserva Natural Especial del Malpaís de Güímar

  1. Que se amplíe los límites de la reserva, haciéndolos coincidir, por lo menos, con los del área de sensibilidad ecológica (ASE), y, a ser posible, llegando hasta la carretera de enlace de la Autovía TF-1 al Puertito de Güímar, por su parte meridional. De esta manera, se incluiría el área de las arenas de El Socorro, y los cultivos abandonados y en regeneración existentes al margen de la citada carretera. En cuanto a las arenas de El Socorro, lo importante es garantizar que no se frene el aporte de éstas hacia el interior del espacio protegido, para lo cual lo ideal es incluir toda la zona de aportación y transporte dentro del mismo, sin olvidar la misma playa de la Entrada.

  2. Que se incluya la costa dentro de la zona de uso restringido, limitando así su acceso deliberado y propiciando la recuperación del sistema probablemente más sensible y afectado de este espacio protegido. Especialmente importante es controlar el acceso a la zona en la que habita el Polygonum maritimum.

  3. En el artículo 22.10 del documento normativo, referente a los usos prohibidos dentro de la reserva, se habla de la instalación de antenas, torres u otros artefactos sobresalientes, salvo por razones de emergencia, gestión o investigación. Debería de añadirse, "en cuyo caso serán móviles o fácilmente desmontables". Además, debería también añadirse alguna referencia a la prohibición de instalar radares, para evitar situaciones como la que se vive actualmente en el Parque Rural de Anaga.

  4. En el artículo 22.11 del documento normativo, referente a los usos prohibidos dentro de la reserva, se nombra las maniobras y ejercicios militares, aunque debería mencionarse explícitamente al sobrevuelo de artefactos militares, especialmente helicópteros, que suelen realizar pasadas rasantes por la zona con demasiada frecuencia.

  5. En el artículo 22.12 del documento normativo, en el que se menciona la señalización de la reserva, debería evitarse que los carteles informativos sean de grandes dimensiones o especialmente impactantes, como por ejemplo los que se está utilizando actualmente para la delimitación de otros espacios naturales protegidos, de dudosa calidad y que provocan un impacto importante en el medio.

  6. En el artículo 22.15 del documento normativo, en el que se habla de los usos prohibidos en la misma, se hace referencia al sobrevuelo de la reserva, para la cual el límite de altitud mínima se fija en 300 metros. Proponemos subirlo por lo menos a 1000 metros sobre el suelo, para tener en cuenta también la montaña. Además, sólo se refiere a los vehículos con motor, y creemos que debería ser para todo tipo de artefacto volador.

  7. En el artículo 22.23 del documento normativo, referente a la edificación dentro de la reserva, se prohíbe ésta, en cualquiera de sus formas, salvo de forma temporal por razones de interés científico o de conservación sujetas a autorización. Debería añadirse, que, en cualquier caso, debe tratarse de edificaciones prefabricadas y fácilmente desmontables, cuya permanencia en la reserva no supere un límite temporal determinado, y de manera que nunca coincidan más de un cierto número de ellas simultáneo.

  8. en el artículo 22.28, referente a los usos prohibidos, se hace mención específica a la subida o bajada por las laderas de Montaña Grande durante la romería de El Socorro. Debería añadirse "ni tan siquiera por el camino habilitado para tal fin, existente por la parte norte de la montaña". Además, dicho sendero debería cerrarse al público y eliminarse cualquier huella de su actual trazado, procediendo a la restauración de la zona afectada por el mismo. Es decir, debe eliminarse la excepción propuesta de uso del camino de acceso a lo alto de la montaña durante la celebración de la citada romería, prohibiendo su acceso de manera indefinida y todos los días del año. No tiene sentido que se autorice el acceso justamente el día en el que más gente sube, siendo el impacto de esa jornada probablemente superior que el acumulado durante todos los demás días del año, no sólo porque sube más gente en un par de horas que la que pueda hacerlo de manera acumulativa en el resto del año, sino por el impacto provocado por un grupo grande de participantes que sube de manera continuada y que desciende por donde les parece.

    Como consecuencia de lo anterior, la reserva debe de contemplar una partida presupuestaria para reforzar la vigilancia de la misma durante la celebración de la romería de El Socorro, pues la fea costumbre de subir a la montaña es un peligro para su integridad.

  9. En el punto 22.30 de los usos prohibidos, se contempla la posibilidad de abandonar los caminos autorizados para acceder a la costa. Consideramos que la costa debe tener el acceso lo más restringido posible, delimitando algunas zonas como pesqueros o de acceso tradicional, pero impidiendo el libre tránsito, para evitar dañar los valores naturales especialmente sensibles del litoral del Malpaís de Güímar.

  10. El artículo 23.12, referente a considerar como uso autorizable la utilización de Montaña Grande como plataforma de despegue de sistemas de vuelo sin motor, debe ser un uso prohibido, por su especial impacto sobre la flora y geología de dicha montaña. Especialmente grave es el caso de los globos, cuyo acceso hasta el punto de despegue y el montaje del mismo puede ser una auténtica catástrofe para la montaña. Con lo cual, también sobra el artículo 35, en el que se definen las condiciones para este tipo de vuelos.

  11. En el artículo 26.1.c, referente al empleo de fitosanitarios como actividad autorizable dentro de la zona de uso moderado, debería añadirse "siempre mediante productos que provoquen el menor impacto sobre el medio, o mediante prácticas compatibles con la denominada agricultura ecológica", o bien especificar este aspecto en el artículo 43, referente a los criterios para las actividades agropecuarias.

  12. Respecto a la actividad apícola, debido a su escasa incidencia dentro del espacio protegido (una sola explotación reconocida), y por las consecuencias que pueden tener las abejas al desplazar a los depredadores naturales del área considerada, debería estudiarse la posibilidad de eliminar dicha actividad dentro de la reserva, ayudando al traslado de las actuales explotaciones fuera de los límites de la misma.

  13. No nos parece adecuado instalar un mirador en lo alto de la montaña del mar, debiendo limitarse dicha actuación, como máximo, a la instalación de un panel informativo que provoque el menor impacto visual posible, por la elevación relativa de este punto con relación al resto de la reserva. Por lo tanto, debe de eliminarse también la partida presupuestaria destinada a tal fin en el documento financiero.

  14. Tampoco es adecuado colocar una mesa informativa en lo alto de Montaña Grande, pues el acceso a este punto debe de prohibirse de manera permanente y definitiva.

  15. En el documento financiero se destina una partida a la limpieza inicial de la costa que nos parece insuficiente, dada la enorme cantidad de restos acumulados en estos últimos años. Probablemente sea necesario emplear mucho más presupuesto, sobre todo por la dificultad de transportar dichas basuras, una vez acumuladas (maderas de gran tamaño, bolas de piche, etc.)

  16. En el documento financiero se dedica una partida al estudio de la influencia del parapente sobre los valores geológicos y biológicos de Montaña Grande, que creemos innecesario, ya que dichos valores se van a ver claramente afectados, no sólo por el área de despegue propiamente dicha, sino por el camino de acceso a la misma, por la experiencia en otros lugares de la isla.

  17. Debe limitarse el marisqueo a determinadas zonas del litoral, manteniendo otras como reservas, para evitar la sobreexplotación.

  18. En cuanto a la presencia de una línea de alta tensión de Unelco por el límite occidental de la reserva, debe promoverse el enterramiento de ésta bajo las infraestructuras existentes, como la autovía del sur, o el Camino del Socorro.

  19. Las infraestructuras circundantes a la zona protegida, como son las naves del Polígono Industrial, las edificaciones de El Socorro y el Puertito de Güímar, o el "Punto Limpio", deben mimetizarse en lo posible, evitando el tremendo impacto visual que provocan actualmente sobre el espacio protegido.

  20. El proyecto de ensanche a 6 carriles de la autovía del sur también es un factor a tener en cuenta en el impacto paisajístico sobre el espacio protegido. Debe preverse la posibilidad de que dicho corredor se siga ensanchando en el futuro, así como la construcción añadida de una línea de ferrocarril, tuberías, nuevas infraestructuras eléctricas y demás elementos asociados al corredor.

1 Diciembre 2003


Malpaís de Güímar


Imagen de la reserva

espacios

- Más información sobre cómo se destruyen los espacios naturales protegidos canarios en nuestra sección dedicada

Ir a...