Repoblaciones de frutales en Arico... y lechugas en Las Cañadas

23/7/98

En un pleno celebrado en el Ayuntamiento de Arico a finales del año pasado, se aprobó una moción presentada por el alcalde, Eladio Morales Borges, en la que se solicita a la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife la paralización de las repoblaciones con pinos en los terrenos de cultivo de las fincas de la zona alta del municipio. El motivo de tal paralización es dedicar los terrenos al cultivo de frutales y viñas, más propicios para esas tierras, según don Eladio (La Gaceta de Canarias, 8/11/97, pag.17:"Eladio Morales quiere más frutales y menos pinos en Arico").

Parece ser que el municipio de Arico, uno de los más extensos de la isla, no tiene otro lugar más apropiado para plantar viñas que el monte público. No sé exactamente hasta que límite de altitud pretende plantar frutales, pero no me extrañaría que quisieran llegar hasta los 2000 metros, en el borde con las Cañadas. Luego, dentro del Parque Nacional, también podrían hacer unas huertas de lechugas y papas.

La medianía de Arico es una de las más extensas y desiertas de la isla, repleta de huertas abandonadas, fuera del monte público, que podrían ser explotadas si hubiese las ayudas e iniciativas correspondientes. Puede que el señor alcalde ya haya pensado cómo utilizar hasta el último metro cuadrado de su territorio. Por lo pronto, le va a 'regalar' casi dos millones de metros cuadrados de medianía a los militares, a cambio de los 890000 metros que ocupan actualmente en el antiguo sanatorio de leprosos, denominado, según sus propios mapas, el 'Llano del Piojo' (La Gaceta de Canarias, 20/7/97, pag.17). Según don Eladio, la permuta servirá 'para que Arico recupere parte de lo que la naturaleza le dio'. Sin embargo, él mismo habla de construir campos de golf, hoteles y todo aquello que hay en los Ayuntamientos más al sur, con inversiones previstas de 10 a 15 mil millones de pesetas. Una forma curiosa de recuperar terrenos, sobre todo si se van a urbanizar como el Porís y Abades, dos barrios de la costa de Arico que no tienen ni alcantarillado decente.

Precisamente en el límite del municipio con el de Granadilla, se construye un puente sobre el Barranco del Río que afectará de forma significativa al paisaje, y cuya utilidad está por discutir. Arico también posee el gran vertedero insular del PIRS, donde va a parar toda la basura de la isla, y donde seguirá llegando más durante muchos años, pues el Cabildo tiene previsto ampliarlo, con una política de acumulación de residuos que terminará por cubrir de desperdicios todos los barrancos de los alrededores. Para compensar al municipio por ser el 'cubo de basura' de Tenerife, el Cabildo construye obras de infraestructura excesivas, como la proyectada 'circunvalación' de los Aricos.

La costa de Arico no sólo tiene los problemas comentados en el Porís y Abades. El tabaibal del Porís fue en gran parte destrozado con la obra de la tubería de aguas depuradas entre Santa Cruz y el Sur. Esta corta todo el municipio, de norte a sur, igual que lo hace la autopista, pasando en algunos lugares a menos de cien metros de la costa. Existe además una serie de núcleos repletos de construcciones ilegales en primera línea costera, como la Jaca, el Callao del Río, Tajao, etc. , e incluso una urbanización semiabandonada, los Jardines del Atlántico.

Con todos estos problemas, me parece increíble que el alcalde se preocupe por plantar frutales en lugar de pinos en el monte público. Pero lo más grave es que la moción salga adelante. Esperemos que la próxima vez no pierdan el tiempo, y empiecen a plantearse seriamente los graves problemas que amenazan a Arico.

El Porís de Abona
El Porís de Abona, núcleo costero de Arico donde piensan instalar una gran urbanización turística, con campo de golf incluido. Por lo pronto, los anuncios de futuras urbanizaciones no parecen estar dirigidos a los vecinos de Arico...

Principal | | Temas | Secciones | Servicios