ATAN

Ruta de Boca Tauce a la Vera de Erques, por Las Fuentes

Salimos de la pista de Boca Chavao, pasando por debajo de la Cañada del Cedro (2098 m.). En este momento el día estaba bastante soleado. Desde la pista del Chavao se apreciaba una buena vista del Pico Viejo y el Teide (no se veía el teleférico).

Después de unos 20 min. llegamos a la Fuente del Cedro donde la gente se paro a llenar las cantimploras. Encima de la fuente hay un cedro y detrás la boca de la galería de la que aún sobresalen unos hierros. Toda la zona está llena de pinos de poca altura, a diferencia de los que se ven en Tágara.

Después de cruzar la cabecera del Barranco del Niágara por la pista, cogimos un sendero delimitado por una hilera de piedras que iba paralelo a la pista a veces y otras la cruzaba. Se pudieron apreciar pinzones azules y perdices. También había tórtolas, que están en migración.


Llegando a Las Fuentes. Al fondo, la Montaña de Tejina

Nos paramos a comer antes de salir del pinar. Se amasó gofio en un zurrón, se toco el pito (parecido al pito herreño) y unas lapas (musicalmente, no gastronómicamente). En este momento se metió la bruma que nos acompaño hasta casi el final de la ruta.

La flora que apreciamos a esta altura, aparte del pinar, era: Cerraja, malpica, tajinastes azules (le faltaba poco para florecer), magarzas y gamonas (planta utilizada antiguamente para envolver las piñas de plátanos para que no estropeasen, atar fardos y para hacer los "hachitos" en la fiesta de San Juan).

Después de comer seguimos bajando por el sendero y, unos metros más abajo, cogimos una pequeña pista que nos condujo hasta un gran tubo rojo que procedía de una galería cercana. Debería minimizarse el impacto visual de ésta en el paisaje, enterrándola o pintándola de otro color.

A partir de aquí el pinar desaparece. Abundan los escobones, poleo, tomillo, etc. Bajamos por camino real después de cruzar el tubo rojo, bordeando el margen izquierdo del barranco, sobre el que teníamos buenas vistas, y que tiene una exuberante vegetación.

En la bajada vimos un tagora (abrigo para cabreros que antiguamente bajaban por este camino). Desde que salimos del mar de nubes, pudimos apreciar el caserío Las Fuentes y la Montaña de Tejina de Guía. Volvimos a ver algunas perdices.

Al llegar al caserío empezamos a encontrar algunas eras y numerosas cuevas (posiblemente utilizadas como goros o graneros). Había almendros, senecios y lavandas en flor. Hay que resaltar que el Caserío de Las Fuentes ha sido declarado zona BIC por el Cabildo de Tenerife, gracias a la actuación de ATAN.

Actualmente sólo queda una casa habitada, y 3 ó 4 más para los fines de semana. Otras se están utilizando como basureros. Un par de ellas desentonan de la arquitectura existente. Abundan las eras. También vemos dos hornos, más o menos en buen estado de conservación.

Destaca la ermita en lo alto de la montaña de Tejina de Guía, en la que se sigue haciendo una romería cada 5 años en honor a San José. Vemos una pareja de aguilillas y un cernícalo. Bajando por la pista a Tejina de Guía vimos numerosas tuberías que bajaban por encima de coladas de lava.

24 Enero 2004


Guía de Isora


Montaña de Tejina

Actividades

- Más información sobre las actividades de ATAN

Montaña de Tejina

- Breve descripción del Monumento Natural de la Montaña de Tejina y el Caserío de Las Fuentes.

Ir a...