ATAN

El depósito municipal de vehículos, en pleno centro de Santa Cruz de Tenerife

Cada vez tenemos más ejemplos de lo que pasa en un territorio como esta isla, con cinco veces más población de la que soporta para poder hablar de un desarrollo sostenible. Los coches son un claro ejemplo, no sólo por el tráfico que observamos en lugares tan dispares como San Isidro o la Carretera de La Cuesta, o por los aparcamientos que no dan abasto, sino también pos otras consecuencias de la "cultura del coche".

Así, por ejemplo, todos conocemos la existencia de vertederos de vehículos saturados, como el de Riquel, en la costa de Icod, o el que está por la zona del Hermano Pedro, en las proximidades de El Médano. Pero también están los depósitos municipales de vehículos, donde se supone que van a parar los que se retiran de la vía pública por el motivo que sea, por parte de la policía.

En el caso de Santa Cruz, la rápida y precipitada urbanización de la zona de Cabo Llanos, ha dejado el depósito municipal de vehículos en pleno núcleo de la expansión de la ciudad, frente al nuevo y "flamante" auditorio, y en una zona de paso para la estación de guaguas y el centro. Resumiendo, los turistas, visitantes y ciudadanos de Santa Cruz, "gozan" de unas maravillosas vistas que, por si no estuviesen ya suficientemente deterioradas por las nuevas "torres" y la refinería, en primer término están "decoradas" por la acumulación de coches viejos o mal cuidados, tras una valla llena de polvo y junto a una acera difícilmente transitable, como para que nadie pase junto a este lugar.

Lejos de resolver de una vez por todas este problema, el Ayuntamiento ha decidido ampliar el depósito, por la evidente falta de capacidad que tiene actualmente. Dicen que se trata de una solución provisional, y que algún día se construirá el depósito definitivo. Conociendo lo que se entiende en esta isla por "provisional", no nos extraña que no esté listo hasta dentro de 80 años. De todas maneras, la culpa de los políticos en este caso no es por no construir un nuevo depósito, sino por permitir que cada vez haya más coches, deteriorando, por otro lado, el transporte público y favoreciendo al particular. El ejemplo más claro: la autovía de Santa Cruz a La Laguna que, después de las obras, es un auténtico suplicio para las guaguas, en beneficio de los coches.

11 Febrero 2004


Santa Cruz


Coches en un vertedero

Urbanismo

- Más información sobre las barbaridades urbanísticas de Canarias en nuestra sección de urbanismo

Ir a...