ATAN

Noticias relacionadas con el temporal del 13 de Abril de 2003

El Día, 14/04/2003: El fuerte viento y el oleaje dejan graves daños en Tenerife, que está en alerta

Las zonas más afectadas por el temporal, que se inició ayer, fueron el litoral de Adeje y Garachico. Éste último municipio pedirá la declaración de zona catastrófica por los desperfectos sufridos.

EL DÍA, S/C de Tenerife El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112 alertó ayer de que vientos de más de 90 kilómetros/hora se aproximan a Tenerife y que el estado de la mar empeorará con vientos que llegarán a fuerza 6 a 7.

"El período de más intensidad se alcanzará durante la madrugada con rachas que pueden superar los 90 K/H", asegura el comunicado.

Tras hacer recomendaciones, que incluyen mantener la calma, mantenerse informado por la radio y tener a mano linternas, recomienda a los bañistas y a los que pasean cerca del mar que tomen las debidas precauciones.

El fuerte oleaje provocó el derrumbe de tres apartamentos en Callao Salvaje (Adeje), tras sufrir el golpe de las olas. No hubo afectados, según informó el 112.

Unas cinco familias se vieron afectadas por este incidente y fueron desalojadas de los apartamentos, teniendo que utilizar anoche la residencia que el Ayuntamiento de Adeje tiene en la zona de Las Nieves.

En el litoral de este municipio sureño también volcó una embarcación de buceo, sin daños personales, y el dique de Playa Paraíso sufrió importantes desperfectos.

El Norte de la Isla también se vio afectado por el oleaje, especialmente, Garachico, donde una persona, José H.H., de 48 años de edad, resultó policontusionada de carácter grave y fue trasladada en una ambulancia de urgencias al Hospitén Bellevue, tras derrumbarse el muro del campo de fútbol de esta localidad, hasta donde llegaron las olas.

Otras 3 personas, dos jóvenes y un adulto, resultaron afectados con erosiones leves y fueron asistidos en el lugar por una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario.

El alcalde de Garachico, Ramón Miranda, comunicó a EL DÍA, que hoy se reunirá con la Subdelegada del Gobierno, Pilar Merino, para exponerle la posibilidad de solicitar la declaración de zona catastrófica para el municipio. El temporal ha ocasionado unas pérdidas de casi un millón de euros.

El litoral de los municipios de Puerto de la Cruz y Tacoronte también se vio afectado.

La Opinión, 14/04/2003: El fuerte temporal provoca un herido grave al tirar el muro del campo de fútbol en Garachico

El fuerte temporal provoca un herido grave al tirar el muro del campo de fútbol en Garachico

Garachico fue una de las localidades más afectadas de Tenerife por el fuerte temporal marítimo que unido a unos vientos de más de noventa kilómetros por hora ayer sembraron el caos en la Isla. La imparable fuerza de las olas penetró a través de la recién inaugurada avenida marítima Adolfo Suárez, y llegó hasta el nuevo campo de fútbol donde arrasó por completo las instalaciones deportivas. La fuerza del viento y del agua fue de tal calibre que uno de los muros de contención del campo de fútbol se derrumbó y a consecuencia de su caída resultó herido de gravedad José H.H., coordinador municipal de Deportes, de 48 años de edad, quien fue trasladado en una ambulancia de urgencias a Hospiten Bellevue. También resultaron afectadas tres personas con erosiones de carácter leve quienes fueron asistidos por personal del SUC y trasladados por sus propios familiares. Desde que sobre las tres de la tarde se produjo la alerta, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad desplazó a la localidad norteña al Servicio de Urgencias Canario;un helicóptero de emergencias y unidad insular; los bomberos, la Policía Local de Garachico y la Guardia Civil.

Fuentes del Ayuntamiento de Garachico aseguraron ayer que el campo de fútbol inaugurado hace pocos días “ya no existe en el mapa, y la mar ha destrozado todo el mobiliario urbano de recién inaugurada avenida marítima porque las olas saltaron por encima de los tetrápodos”.

Tres apartamentos se caen en Adeje, sin causar víctimas

Alrededor de las cuatro de la tarde, la fuerza irresistible del mar derrumbó ayer tres apartamentos situados en la zona conocida como Las Barandas, en Callao Salvaje, en el término municipal de Adeje, sin que se tuvieran que lamentar víctimas. El fuerte oleaje y la proximidad de las construcciones a la playa fueron los factores decisivos para que el impacto del mar derribara los inmuebles, y de que los apartamentos colindantes resultaran anegados de agua. La alerta se recibió en el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 112 sobre las cuatro de la tarde, y desde ese momento se coordinaron todos los cuerpos de seguridad y emergencias quien junto a los bomberos se encargaron de desalojar a los vecinos de los edificios cercanos y a los usuarios de la playa. La concejal de Seguridad y Protección Civil del Ayuntamiento de Adeje, Carmen Nieves Rodríguez supervisó in situ las labores llevadas a cabo por los Cuerpos de Seguridad, y resaltó que “lo más importante es que no hemos tenido que lamentar daños humanos”. “Como medida de seguridad, hemos desalojado, al menos durante 24 horas y hasta que se efectúen los estudios técnicos, las viviendas colindantes”, añadió Rodríguez, quien indicó que “permanecen varias patrullas de guardia permanente”.

Carreteras cortadas y jet foil suspendido

Los destrozos provocados por la fuerza del mar en Garachico ocasionaron el corte al tráfico de la carretera TF-42 que conecta Icod de los Vinos con Buenavista. El corte afectó desde el kilómetro cero de dicha vía hasta el 5.700, según informó la Guardia Civil, por lo que el tráfico tuvo que ser desviado a través de las vías TF- 82 y TF-341, pero a pesar de todo se produjeron considerables retenciones.

Además, y según indicó la compañía Trasmediterránea, a partir de las tres de la tarde de ayer se suspendieron los dos trayectos de jet-foil que unen las islas de Tenerife y Gran Canaria.

La compañía marítima tomó esta decisión tras comprobar como el barco que salió a las 15:00 horas desde Tenerife y con destino a Gran Canaria se vio obligado a regresar al puerto de partida debido al mal tiempo. Como medida de prevención, la dirección de la naviera optó por suspender los servicios hasta no constar una “notable mejoría” del tiempo. En este sentido cabe recordar que la isla de Tenerife se encontraba ayer en situación de alerta.

Diario de avisos, 14/04/03: La fuerza del mar destroza el campo de fútbol de Garachico y provoca daños en la costa sur de la isla

La concejal de Seguridad y Protección Civil del Ayuntamiento de Adeje, Carmen Nieves Rodríguez, informó ayer de que un apartamento de la Comunidad de Propietarios Las Barandas, que pertenece al complejo Atlantic Holiday Center de Callao Salvaje (en la imagen de la izquierda), ha quedado totalmente destruido y al menos otros tres inmuebles han sufrido serios daños a causa del fuerte oleaje que ha impactado en los cimientos del citado edificio.

Por su parte, el presidente del equipo de fútbol de Garachico, imagen de la derecha, explicó a este periódico que el estadio del municipio, inaugurado hace sólo 15 días, ha quedado "prácticamente destrozado" por el impacto de las olas. El presidente señaló que las tres personas heridas habían acudido al estadio para retirar todo el mobiliario en riesgo de desprenderse por la fuerza del temporal. / DA-Juan Lutzardo

El Día, 15/04/2003: El mar destroza las piscinas de La Fajana y daña el paseo marítimo del Puerto (Tazacorte, La Palma)

El temporal marítimo del pasado fin de semana dejó su huella en las zonas costeras de los municipios de Barlovento y Tazacorte, dañando varias instalaciones e infraestructuras públicas. Las piscinas naturales de la localidad norteña estarán cerradas durante las próximas semanas.

EL DÍA, Barlovento/Tazacorte.
El mal tiempo que soportó la Isla durante el pasado fin de semana provocó daños considerables en diferentes zonas del territorio insular, principalmente en los litorales de Tazacorte y de Barlovento, en los que el temporal marítimo generó diversos destrozos en las infraestructuras costeras.

Fuertes rachas de viento y olas de gran tamaño azotaron las costas insulares desde la tarde-noche del pasado sábado y durante toda la jornada del domingo, hasta tal punto que la magnitud del oleaje "no se recordaba desde hace más de una década", según aseguró el alcalde de Barlovento, David Rodríguez.

Las piscinas naturales de La Fajana, en dicho municipio, sufrieron los daños más importantes provocados por el temporal. El mar destrozó prácticamente todo el entorno de las piscinas y sus instalaciones, así como una de las zonas turísticas más destacadas del Norte de la Isla. Según señaló el mandatario municipal, el oleaje rompió desde las barandas y los escalones hasta los muros, jardines y el alumbrado público existente en la zona, dejando un panorama desolador en todo el área de La Fajana.

Desde el Ayuntamiento de Barlovento se ha encargado al equipo técnico municipal la evaluación de daños con el objetivo de iniciar, lo antes posible, la reparación de los destrozos detectados a fin de recuperar la operatividad de las piscinas. Para ello, durante los próximos días, la zona se encontrará cerrada al público. David Rodríguez espera que en menos de un mes las piscinas naturales volverán a abrirse. Aunque por el momento no se han cuantificado los daños, el regidor municipal señaló que, inicialmente, podrían superar los 30.000 mil euros.

En cuanto al municipio de Tazacorte, el paseo marítimo del Puerto se vio también afectado por el oleaje, el cual levantó varias losetas del muro de contención y esparció una considerable cantidad de arena de la playa a lo largo de la avenida. El reloj de sol situado sobre la misma se vio amenazado, pero resistió la fuerza del mar y no sufrió daños importantes.

Para el alcalde Ángel Pablo Rodríguez, lo más preocupante es que "si el temporal hubiese durado unas horas más, con las rampas de arena que había creado el mar, las olas se hubiesen metido con todo su ímpetu en la zona del paseo rompiendo inmuebles y negocios".

La Opinión, 15/04/2003: Los daños del temporal de mar en Garachico rondan los 1,2 meuros

El Ayuntamiento de Garachico ha cuantificado los daños que causó el pasado domingo una ola de diez metros de altura –que traspasó la defensa marítima del municipio– en alrededor de 1,2 millones de euros, de los que 900.000 corresponden a desperfectos en el campo de fútbol. El alcalde de la localidad, Ramón Miranda, pedirá que la zona sea declarada catastrófica. Las instalaciones del campo de fútbol fueron las más afectadas por el temporal marítimo que derribó el muro de contención, arrastrando los materiales hacia el interior del campo, cuyo césped artificial quedó arrasado por completo.

Una de las cuatro personas que se encontraban en el lugar en el momento de la catástrofe y que resultaron heridas permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos, tras una operación de pelvis. El portavoz del gobierno municipal, Heriberto González, aseguró que “la operación fue un éxito, aunque los médicos están analizando si hubo más lesiones”.

Además, los vestuarios y la sala de maquinaria de riego tuvo que ser derruida debido al mal estado en que quedó tras la ola. El agua también tiró una de las farolas de iluminación de quince metros de altura y destrozó el vallado de la avenida marítima, inaugurado hace sólo una semana.

La nueva defensa

Heriberto González explica que “la defensa sí funcionó porque está ideada para oleaje de cinco o seis metros, pero no para olas de ocho a diez metros, como las tres que se produjeron el domingo”.

La única solución para evitar estos accidentes sería, según González, “levantar un muro mucho más alto en la parte más conflictiva de la avenida, aunque los ecologistas nos caerían encima, y con razón, debido al tremendo impacto ambiental que ello supondría”. No obstante, el portavoz de gobierno comentó que “lo que si se va ha hacer es crear un muro de contención de hormigón armado para el campo de fútbol, porque el que existía era muy antiguo y los materiales débiles”. La longitud del campo corresponde al tramo más peligroso de la avenida en cuanto a oleaje, indicó González, y “con esta barrera conseguiremos que al menos las olas no traspasarán el campo y se evitará que el agua llegue a las viviendas ubicadas en la trasera”.

La estación impulsora de las aguas fecales hacia la depuradora quedó también inutilizada, y también sufrieron daños, la estación de bombeo y la piscina municipal, aparte del mobiliario urbano de toda la avenida, como bancos, papeleras, contenedores y jardineras que deberán ser repuestos.

La ola causó también desperfectos en el convento de clausura y produjo daños a dos coches que se encontraban aparcados en la calle. Los operarios de la unidad de Carreteras del Cabildo Insular y los del Ayuntamiento trabajaron de forma intensa durante todo el día de ayer para retirar los escombros de la vía pública y limpiar las zonas afectadas, en una jornada en la que las olas también superaron los tres y cuatro metros y la variante permaneció cerrada hasta bien entrada la tarde.

Los vecinos del municipio que presenciaron los hechos han asegurado que desde los años 60 no veían olas tan altas en Garachico.

El alcalde dice que todas las ayudas se tramitarán por la vía de urgencia

El alcalde de Garachico, Ramón Miranda, ha explicado que tanto las ayudas como las reposiciones del material afectado se realizarán por la vía de urgencia y asegura que el Ayuntamiento ya está en conversaciones para que se solucione cuanto antes.

Según el portavoz de gobierno, Heriberto González, “la subdelegada del Gobierno, Pilar Merino, que se encontraba en el municipio el domingo, se acercó al lugar de los hechos y realizó, junto con el alcalde, una primera valoración de lo sucedido, y durante el día de ayer ha estado trabajando en la gestión de las ayudas”. Después, el alcalde recibió las llamadas tanto del vicepresidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, como del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior.

Fuentes del Ayuntamiento indicaron que el Cabildo de Tenerife y el presidente la Federación Tinerfeña de Fútbol, Juan Padrón, han comunicado al alcalde de Garachico su intención de comenzar cuanto antes con los arreglos y mejora de la avenida marítima y del campo. Está previsto que los trabajos comiencen a lo largo del día de hoy, si las condiciones atmosféricas son favorables. Según Heriberto González, la mayoría del mobiliario que sufrió daños se puede volver a usar, porque sólo fue desprendido de su base y en pocos casos destruido. El Ayuntamiento de Icod de los Vinos envió también el domingo efectivos de la Policía Local del municipio para que colaboraran en las labores de tráfico.

Juan Padrón acudió ayer al campo para realizar, junto con el alcalde y el concejal de Urbanismo de la corporación, una valoración de los desperfectos.

La ola causó graves desperfectos en los bares de la avenida marítima

La ola de diez metros de altura que se produjo el pasado domingo en la costa de Garachico causó graves desperfectos en los bares situados en la avenida marítima. La fuerza del mar, que arrastró varios materiales, se llevó por delante la puerta del restaurante La Avenida, que quedó declarado “siniestro total”, según el propietario del negocio, Carmelo Rodríguez.

El fuerte oleaje arrasó con la puerta del restaurante, destrozando luego todo lo que había en su interior. La barra del bar se encontraba fuera de su ubicación, el aparato de aire acondicionado se desprendió también del techo, mesas, sillas e incluso las máquinas de juego y el billar quedaron inútiles.

El dueño del establecimiento, Carmelo Rodríguez cuantifica los daños, a primera vista, en 48.080 euros. No obstante, Carmelo comenta que “no he podido permanecer en el restaurante el tiempo suficiente para analizar desperfectos después de los sucedido porque la carretera permanece aún cerrada y existe peligro”. “Yo cerré el bar al poco tiempo de abrir, incluso antes de que cerraran la carretera al tráfico porque me lo veía venir” aseguró.

Ahora tanto Carmelo Rodríguez como los demás propietarios de los bares de la avenida tendrán que esperar que el Consorcio de Seguros haga una valoración de los daños y se haga cargo de los destrozos.

Segunda vez

La dueña de otro establecimiento comentó que “ésta es la segunda vez que en el mismo año una ola rompe el balcón del restaurante”, situado en un segundo piso. La anterior ola de grandes dimensiones tuvo lugar hace poco más de un mes. La afectada explicó que “aun no ha dado tiempo a recibir el seguro de la anterior y ya tenemos que notificar de nuevo el mismo daño”.

Los propietarios de los bares dicen, sin embargo, estar resignados con estos fenómenos naturales que pasan de vez en cuando en Garachico, pues “es lo que ocurre cuando tienes un negocio cerca del mar, nadie puede evitarlo”.

Otros establecimientos situados en la variante del municipio sufrieron también inundaciones y daños por un valor inferior.

La variante de Garachico ya está abierta al tráfico tras haberse concluido su limpieza

El consejero de Carreteras, Transporte y Vivienda del Cabildo de Tenerife, Lorenzo Dorta, aseguró que la variante de Garachico, la carretera TF-42 que conecta Icod de los Vinos con Buenavista del Norte quedó ayer abierta al tráfico desde las ocho de la tarde, una vez que el equipo de operarios de conservación de carreteras del Cabildo finalizó las tareas de limpieza en esta vía, operación que duró prácticamente todo el día de ayer.

“El agua rompió las barandas de hierro de la carretera y llenó la vía de otros materiales arrastrados”, dijo Dorta, pero “una vez que concluyeron las tareas de limpieza ya se pudo abrir de nuevo al tráfico para evitar todas las molestias que ocasionó el desvío por El Tanque”.

Dicha vía tuvo que ser cortada el domingo pasado desde el kilómetro cero hasta el 5.700 debido a los desperfectos que el fuerte oleaje causó en la vía, con lo que el tráfico tuvo que ser desviado a través de la TF-82 y la TF-341, más conocidas como la antigua carretera del Norte.

La reposición de la baranda de la variante de Garachico, según especificó Dorta, “correrá a cargo de la consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, ya que se trata de una carretera delegada”. Dorta dijo también que “el empuje del agua fue tan fuerte que saltó por encima de la defensa de la nueva avenida marítima, y arrasó todo lo que se le puso por delante, incluso llegó hasta el convento de clausura de las monjas concepcionistas franciscanas, que está próximo”.

Respecto a los desperfectos en la recién inaugurada avenida marítima de Adolfo Suárez, el responsable insular de carreteras manifestó que se reunirá con el equipo de ingenieros para analizar la situación de esta nueva vía, y su comportamiento ante una fuerte marejada como la que azotó el pasado domingo el litoral del Norte de la isla de Tenerife.

Lorenzo Dorta dijo también en relación con los desperfectos sufridos en las nuevas instalaciones del campo de fútbol, que resultó prácticamente destruido una vez que el agua destrozó el muro de contención y anegó absolutamente el terreno de juego, que las labores de reconstrucción no resultarán difíciles. Según explicó Dorta, al tratarse de un campo de césped artificial la reconstrucción será más sencilla. “Habrá que reconstruir los cien metros que tiene el muro, y asfaltar el terreno de juego para colocar encima el césped artificial, parte del cual es recuperable, ya que se extiende sobre el terreno como si se tratara de una moqueta.

El mar de fondo continuará en las costas abiertas al Norte y al Oeste

La directora del Centro Meteorológico Territorial de Canarias Occidental, Carmen Russ, indicó ayer que “la situación de alerta por vientos ya se ha levantado”, sin embargo “permanece el mar de fondo en las costas abiertas al Norte y al Oeste, en donde las olas podrán alcanzar hoy, martes, los cuatro metros, para ir en descenso de forma progresiva en los días siguientes. Russ explicó que “la potencia de las olas coincide con la pleamar, actualmente más fuerte por encontrarnos en fase de luna creciente”, de manera que “la fuerte marejada con áreas de mar gruesa se mantendrá durante todo el martes, para ir en descenso”.

Playa Jardín fue el lugar de Puerto de la Cruz con el que más se ensañó el mar

La zona conocida como El Charcón, en Playa Jardín, en el Puerto de la Cruz fue el área más afectada por el temporal marítimo que el pasado domingo se ensañó con la isla de Tenerife, aunque por fortuna no hubo que lamentar víctimas. Según fuentes del ayuntamiento portuense, “el oleaje rompió el muro de contención, con lo que el agua golpeó las puertas de los vestuarios hasta romperlas, e introducirse en las dependencias de los socorristas y en las salas de maquinaria. Sin embargo, las piscinas de Martiánez no sufrieron daños. En el temporal de marzo salimos peor”.

Las compañías marítimas y aéreas operaron ayer con normalidad

Las compañías marítimas y aéreas funcionaron ayer con total normalidad, una vez que el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de canarias levantó la situación de alerta. Así, ayer se restableció el servicio de jet-foil entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria que había sido suspendido a partir de las tres de la tarde del domingo pasado. Por otro lado, fuentes de AENA informaron de que los vuelos insulares previstos para el lunes se efectuaron con normalidad.

Los técnicos municipales de Adeje desaconsejan ocupar 11 apartamentos

La valoración realizada durante la jornada de ayer por técnicos del Ayuntamiento de Adeje en los apartamentos de Callao Salvaje que se vieron afectados por el fuerte oleaje del pasado domingo, desaconseja volver a ocupar once de las viviendas colindantes a las tres que fueron prácticamente arrasadas por el golpe de mar, que también afectó al puerto de Los Gigantes.

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, informó ayer sobre los primeros informes elaborados por los técnicos municipales en los que se realizó una primera valoración de la estructura de los apartamentos afectados por el mar en Callao Salvaje.

Rodríguez Fraga comentó que “estamos pendientes de saber qué es exactamente lo que procede hacer administrativamente”. “En cualquier caso”, continuó, “vamos a trasladar el informe a la comunidad de propietarios para que actúen en consecuencia y seguiremos velando por la seguridad de los vecinos. No debemos olvidar, por un lado, la antigüedad de la edificación, de los años 70, cuando aún no estaba vigente la actual Ley de Costas y, por otro, su ubicación junto al mar, pues hace unos años ya sucedió que una ola entró en la planta séptima de este edificio”.

La Concejalía de Seguridad Ciudadana y Protección Civil mantuvo ayer el operativo que impide el acceso a las zonas dañadas, aunque se esperaba que durante la bajamar las familias pudieran acceder a sus viviendas acompañadas por profesionales de la Policía Local de Adeje para recoger algunas de sus pertenencias, ya que catorce de los afectados tuvieron que pasar la noche en la residencia municipal ubicada en el barrio de Las Nieves, mientras que el resto de los afectados fueron realojados por los responsables del establecimiento hotelero.

Cortes y destrozos

El mal estado del mar afectó también a otras localidades sureñas en las que se colocaron banderas rojas y señales de aviso en las playas, como las de Arona, tal y como informó ayer el concejal de Playas, Daniel Rondón, donde la Policía Turística veló durante toda la jornada por la seguridad de los bañistas.

También se señalizó el peligro en zonas como San Blas, en la trasera de la Basílica de Nuestra Señora de Candelaria, donde se cortó tanto el tráfico rodado como el peatonal para evitar accidentes.

La peor parte se la llevó el municipio de Santiago del Teide, donde se cerraron a los usuarios las playas de La Arena y Acantilado de Los Gigantes, al prácticamente desaparecer la zona de arena por las grandes olas.

Uno de los socorristas y encargado de las hamacas y sombrillas, José García, indicaba ayer que desde hace dos días ya se preveían las olas, por lo que antes del mediodía procedieron a balizar ambas zonas de baño, quedando prohibido el acceso.

El puerto de Los Gigantes fue uno de los más afectados, con destrozos en accesos y pantalanes. Además, varios barcos se soltaron y la plaza de Las Conchas también resultó dañada.

El fuerte oleaje obliga a desalojar las piscinas de las zonas de Bajamar y Punta del Hidalgo

El fuerte oleaje registrado el pasado domingo en la zona de la Punta del Hidalgo y Bajamar llevó a Protección Civil a verse obligada a desalojar la vía de acceso a la Punta y a las piscinas de Bajamar. Las caravanas que se encontraban acampadas en la zona, como es habitual en estas fechas de Semana Santa se retiraron por decisión propia al observar la fuerza que alcanzaba el oleaje a mediodía. Sin embargo, hacia las nueve de la noche, cuando la tempestad volvió a arreciar, aún quedaban algunas personas a las que los agentes tuvieron que pedir que abandonasen el lugar. Acto seguido, se procedió a acordonar la zona para impedir el acceso.

Las piscinas de Bajamar resultaron afectadas a consecuencia de algunas piedras que fueron arrastradas por el oleaje y que produjeron algunos destrozos en los contenedores de obras de la empresa que se encarga de la rehabilitación de las piscinas de Bajamar. Las obras de refuerzo que se están realizando en la playa de Jóver también quedaron afectadas por el oleaje.

Según explicó el concejal de Vías y Obras del Ayuntamiento de La Laguna, Manuel Caballero, inmediatamente se estableció un dispositivo de seguridad que en la mañana de ayer todavía se encontraba en la zona. Sin embargo, el edil explicó que, puesto que aunque se había levantado la alerta el oleaje persistía, los responsables municipales habían decidido aplazar el operativo de limpieza de escombros y piedras que habían sido arrastrados hasta que el mal estado de la mar hubiese remitido por completo. Así, Caballero explicó que se esperaba que los trabajos pudieran iniciarse hoy.

Diario de Avisos, 15/04/2003: Olas de hasta cinco metros dejan cuatro heridos en Garachico

Un hotel de Callao Salvaje fue desalojado y el puerto de Tazacorte sufrió destrozos

El fuerte oleaje que ayer azotó a la mayor parte del litoral de Tenerife, con olas de hasta cinco metros de altura y vientos muy fuertes en la zona norte, dejaron un saldo de cuatro heridos en Garachico, tres de ellos leves y un herido grave por el impacto de un muro del estadio de fútbol derribado por una ola.

Según informó el jefe de la Policía Local de Garachico, el herido de mayor gravedad quedó ingresado en un hospital por fractura de varias costillas. Los otros tres fueron atendidos de algunos cortes y golpes sin mayores consecuencias.

El mal estado del mar obligó al cierre de la avenida paralela al mar en Garachico y el desvío del tráfico por la vía que une ese municipio con el del Tanque.

La marejada cobró en determinados momentos tal magnitud que las olas, de más de cinco metros, atravesaron el campo de fútbol y derribaron parte del muro aledaño a la avenida y del situado junto al convento, derribando las torretas de iluminación, según informó el presidente del Club Deportivo Gara, Manuel Domínguez El directivo de este equipo de fútbol aseguró que las olas cobraron la mayor altura conocida en los últimos años en esa zona de Garachico.

El norte de Tenerife se encontraba en prealerta por fuertes vientos y mar gruesa el sábado por la noche, pero ayer por la mañana Protección Civil declaró la alerta debido al mal cariz que tomaba el temporal. Las olas llegaron a algunas viviendas cercanas al convento. La fuerza del agua destrozó también los jardines y muros de algunas viviendas y los bomberos tuvieron que evacuar a algunas personas.

En el Sur de Tenerife, las olas causaron destrozos en la estructura del hotel Atlantic Holiday Center, ubicado justo en Callao Salvaje. Los techos se derrumbaron en tres apartamentos sin causar ninguna víctima.

En La Palma, el oleaje hizo estragos en el recién inaugurado puerto y en la playa de Tazacorte.

Mayo de 2003


Fotos

- Temporal del 13/04/2003

Enlaces a la prensa local

- Diario de Avisos
- La Opinión
- El Día

Ir a...