ATAN

La jardinería-basura en las autovías de Canarias: el caso de la TF5 Santa Cruz – La Laguna

Durante los últimos años, las Islas Canarias han gastado muchos de sus recursos en la construcción de grandes obras viarias, tanto que hoy el archipiélago presume de poseer la red de carreteras más densa de la Unión Europea.

Un pequeño pero conspicuo porcentaje de estas grandiosas inversiones se ha dedicado a los ajardinados de carretera que incluso en los años más recientes han llegado a llamarse tratamientos medioambientales. Son cientos de miles de euros, destinados a reponer el paisaje preexistente a la obra y a mejorar la calidad de vida (sombra, flores, setos corta ruido y antideslumbramiento, etc.).

Sin embargo, por causas inexplicables, un resultado más que lamentable aparece en cualquier rincón del archipiélago. Hay escombros y basuras, plantas agonizantes o fuera de contexto, erosión y descuido. Los márgenes de carreteras y sus enlaces suman un sinfín de parcelas “verdes” que entre rotondas, taludes, isletas y medianas, nos sorprenden por la magnitud de su superficie. En nuestra pequeña isla-escalextric, el “verde” de carretera suma cientos y cientos de hectáreas que deberían de estar en condiciones impecables.

Mientras los amantes del verde discutimos si en las rotondas de la isla sería mejor tener un ameno césped con flores y árboles o un austero pero más canario tabaibal-cardonal, la administración resuelve nuestros debates dejando campos de escombros y horrores paisajísticos en todo el archipiélago. Tenerife cuenta con una flora autóctona excepcional y con un fuerte sector industrial de producción de plantas ornamentales. Cuenta con una facultad de Agrícolas y una de Biología y con varios centros profesionales relacionados. Es absolutamente imperdonable que con estas bases se sigan perdiendo oportunidades.

Las excusas dicen que no hay presupuesto suficiente, y la realidad indica que las obras viarias carecen de dirección técnica suficiente. Los jóvenes agrónomos y biólogos de las islas siguen en paro y no se les deja participar en el verde de carretera, que queda en mano de empresarios, constructores, viveristas e instaladores. Sin embargo, leemos en el Diario de Avisos del 12 de Julio de 2005 que la federación de la construcción (Fepeco) se reunió con políticos del Cabildo para quejarse de que en las grandes obras se “exige la participación injustificada de una serie de profesionales especializados, sin verdadera necesidad, incluso a pie de obra, que elevan mucho los costes.”

Los fracasos verdes del asfalto tinerfeño quizás alcancen su mayor aberración en las proximidades del núcleo Santa Cruz-Laguna. A continuación se resume una lista de malos recuerdos que dejaron huellas en el paisaje “periurbano”.

Plantando escombros alrededor de la capital

Hará unos diez años se construyó la vía de enlace Norte-Sur: la que va desde Añaza por los centros comerciales hasta la autopista Santa Cruz-La Laguna. Cuesta creerlo, pero no se realizó plantación ninguna y muchas hectáreas de parcelas se quedaron llenas de escombros y de tierra mal puesta. Este escenario perdura hasta hoy: es un lugar poco lluvioso y ni siquiera las malas hierbas lograron “renaturalizar” el desierto.

Tras este penoso antecedente se “ajardinó” la Vía de Ronda: la más reciente carretera de gran porte ubicada en pleno dominio potencial de laurisilva. La administración entregó nuestro dinero a la constructora para que nos decepcionara con un ajardinado de “cuatro adelfas, cuatro fayas y cuatro palmeras canarias”. 1998. ¡Qué ocasión perdida! Al finalizarse la obra, una invasión de cañas ocupó todo el espacio que pudo haber hospedado especies más nobles.

En 2001 se entregó la “macroobra” de la nueva TF5: se reestructuró el eje principal de la autovía Santa Cruz-La Laguna y se construyeron pulpos y túneles en los enlaces de la Vía de Ronda, las Chumberas, Guajara - Alcampo y otros menores. Luego, se quemaron “millones”, ajardinando mal la autovía delante de los ojos de de los universitarios y de los clientes de los centros comerciales. Llegaron grúas, palas y camiones, cargados de palmeras datileras norteafricanas y olivos centenarios peninsulares y en dos o tres días se plantó un macabro palmeral sin hojas y un bosquete de olivos sin ramas… ¡sin tierra y sin riego! Esta actuación lamentable ya fue denunciada por ATAN en mayo de 2003 (ver Aquí)

El resto de la autovía quedó abandonado y lleno de un vacío angustioso, quizás porque con este enlace y estos “centenarios” se agotó el jugoso presupuesto (en dos o tres días).

La “loma de los centenarios” (olivos y datileras) empezó pronto a enfermarse. Algunos olivos y casi todas las datileras empezaron una dura agonía. Siglos de aceite y dátiles exquisitos acabaron enterrados en una autovía de Canarias. Se intentó plantar en esta isla un paisaje mediterráneo o norteafricano, típicamente exótico, que jamás existió en la zona. Se utilizó, para colmo, la Phoenix dactylifera, conocido enemigo de la endémica Phoenix canariensis con la que puede cruzarse y producir híbridos. (La importación de cualquier Phoenix ha sido recientemente prohibida. Ver: http://www.juridicas.com/base_datos/Admin/o3281-2004-apa.html).

Al cabo de un mes aparecieron más plantas: en el mismo enlace (por el lado del campus) se plantó un bosquete de pino canario (que amenaza el túnel con sus raíces), otro de almendros y unas 50 palmeras canarias jóvenes… todo “natural”: sin tierra ni riego. En el enlace entre la TF-5 y la Vía de Ronda se añadieron unos pocos dragos, demasiado cercanos entre ellos, y unos arbolitos de laurisilva mal plantados. Recordamos que llegó también un cóctel de basurilla tropical barata estilo “Garden Center” (cycas, helechos, strelitzias), que murió en el acto.

Lo que más dolió fue la plantación de la mediana. Para ello se utilizaron centenares de palmeritas exóticas de jardín, formando un seto continuo entre Santa Cruz y el Hospital. Murieron todas por falta de riego, fueron repuestas y luego murieron otra vez. También se plantaron tabaibas amargas en el tramo más alto de la mediana (de Las Chumberas a La Laguna) y éstas sí aguantaron por ser autóctonas y por ser tabaibas.

En el año 2005 se volvió a sacar a concurso el ajardinado del mismo tramo viario (¡Ja, ja!) denominándolo esta vez “restauración paisajística de la autovía TF-5”. En Julio se volvió a plantar por tercera vez (¡Ja, ja, ja!) la misma mediana y con la misma palmera, esta vez con riego y entremezclada con Acalypha y Tevethia, plantas de rápido crecimiento, tóxicas y necesitadas de podas continuas. ¡Más pan para hoy! Así pues en este verano de 2005 la TF5 está otra vez en obras “verdes”. Para variar, nadie en la calle conoce el proyecto y a los ciudadanos no nos queda sino temer que sigan con el estilo paisajístico tan ensayado en nuestras carreteras.

Lo que sí hemos entendido es que después de gastarse una millonada en una obra de ensanche, que no tuvo en cuenta las zonas verdes (ni los carriles de guaguas), se vuelve a gastar más de nuestro dinero en hacer lo que se tenía que haber hecho con la primera. Para colmo, dicha restauración consiste, entre otras cosas, en desmontar más aún los bordes de la autopista, acumulando piedras en los lugares que no se ven desde ésta. Es decir, “arreglan” el paisaje de la autopista estropeando el de los lugares adyacentes, como las explanadas resultantes de las obras de los túneles, en las que quedan las sobras de dicha “restauración paisajística”. Un concepto de paisaje y de desarrollo sostenible muy habitual en nuestros políticos, que esconden las miserias y las basuras “debajo de la alfombra”.

28 de Julio de 2005


Tenerife

Fotos

Fotos del artículo anterior, primera tanda. 28 Julio 2005
Fotos del artículo anterior, segunda tanda. 28 Julio 2005

Artículos relacionados

Resumen de los problemas del transporte público en la TF5, tramo Santa Cruz - La Laguna 8/3/2004
Obras en la Autopista del Norte. Continua el chanchullo. Marzo 2002
Varios relacionados con la autopista TF-5 1999
No a la reforma de la TF-5 Junio de 1998

Artículos de Opinión

El acabado de las obras de la TF5 24/2/2004
La autopista TF5, a su paso por el Valle de la Orotava 24/7/98
Si quiere dar su opinión, o publicar algún artículo en esta WEB, visite nuestras páginas abiertas.

Referencias

Especies foráneas en las zonas verdes de las carreteras Mayo 2003
Orden APA/3281/2004, de 6 de octubre: Prohibición de plantar cualquier especie de Phoenix

Carreteras

Más información sobre las obras destructivas de carreteras canarias en nuestra sección dedicada.

Ir a...